Choose skin color

Reset to default

Incubadora

cpi2Técnicamente, una incubadora es un dispositivo que provee un ambiente controlado para el cuidado y protección de una nueva vida que es vulnerable a los extremos de un ambiente nuevo.

 

Los nuevos plantadores de iglesias junto con sus iglesias afrontan vulnerabilidades similares. Si ellos van a sobrevivir y prosperar, estos plantadores de iglesias necesitan entrenamiento intensivo, así como tutoría intensiva en un ambiente controlado para ayudarlos a identificar y superar los muchos obstáculos que afrontarán.

 

Hemos elegido nombrar a nuestra tutoría y entrenamiento intensivos “La incubadora” precisamente por esta razón. Nuestro nuevo enfoque en el entrenamiento tiene muchos beneficios. Primero, ayudará a CPI: Entrenamiento a concentrarse en enseñar los conceptos teológicos necesarios y el conjunto de habilidades prácticas que los plantadores de iglesias y líderes deben de tener en orden de aplicar el evangelio de gracia en el contexto de su comunidad especifica así ellos pueden alentar mejor a los nuevos creyentes para buscar y para hacer discípulos.

 

Segundo, nos ofrece más oportunidad de dar tutoría y desarrollar el carácter de los plantadores de iglesias. Y tercero, este enfoque permite que haya más colaboración entre CPI y los seminarios locales del país.

 

Además, vemos estos cambios mejorando las habilidades de los plantadores de iglesias al mover sus plantaciones de misiones, quienes están recibiendo la mayoría del apoyo desde fuera de sus comunidades a ser iglesias particulares que se están apoyando y reproduciéndose solas.

 

Creemos que estos nuevos cambios ayudarán no sólo a mejorar las plantaciones de iglesias que vienen, pero también a facilitar el crecimiento de todo el movimiento plantador de iglesias en el norte de México.

 

El sistema contiene 16 módulos que son enseñados durante un ciclo de entrenamiento de 2 años. Cada módulo es diseñado para satisfacer las necesidades del plantador de iglesias, enfocado en la ciudad y centrado en el evangelio.

 

Cada módulo comprende cuatro dominios y 35 competencias específicas:

 

  • - 1: Vida interconectada con un evangelio dinámico. (Dominio personal e interpersonal)
  • - 2: Comunicando la gracia y la verdad en una manera para formar y conectar discípulos. (Dominio profético)
  • - 3: Creando una cultura de misión. (Dominio sacerdotal)
  • 4: Ejecutando un liderazgo visionario. (Dominio real)